Restaurante

Si los aficionados a la carne han encontrado en Casa Roque su paraíso, los que prefieren el pescado no deben dejar de probar las truchas del Ésera. Pero las verduras tampoco pueden pasar desapercibidas en este restaurante generoso, proceden de nuestro propio huerto.

Los platos que predominan en nuestra cocina son guisos de legumbres, arroces y carnes, aunque también hacemos platos como los hojaldres, las pastas, pimientos rellenos o gratinados de espárragos.

De postre, ofrecemos dulces caseros como el arroz con leche, tartas o buñuelos y, para asumir semejante festín, no está de más concluir con un licor de la zona, de esos que elevan el espíritu.

Si lo que se desea es un almuerzo rápido, en la barra, preparamos una buena tortilla de patata o la famosa longaniza de Graus